5 cualidades que debe tener un chófer privado profesional

Un buen servicio de transporte privado corporativo no se trata solo de viajar en un buen coche de un lado a otro. Un conductor educado es una parte muy importante y puede hacer que cambie por completo tu experiencia con el servicio.

Un chofer profesional necesita una amplia gama de habilidades y cualidades para desempeñar su trabajo, aquí te contamos cuáles son las más esenciales para nosotros:

1.- Seguridad al volante

2.- Máxima puntualidad

Los horarios de recogida y llegada son sagrados. Un conductor privado siempre llega temprano a recoger a sus pasajeros y garantiza la máxima puntualidad en la llegada. Para ello, la preparación es indispensable. Un chófer profesional planea siempre la ruta con antelación y se informa sobre el tráfico, posibles cortes o afectaciones que puedan provocar retrasos en la circulación para buscar un camino alternativo si es necesario.

3.- Buena presencia

Una de las cosas que caracteriza a un conductor privado profesional es una buena presencia. Una imagen vale más que mil palabras, así que es importante cuidar la higiene y la vestimenta al más mínimo detalle. Un chófer profesional siempre irá bien arreglado, con el traje adecuado y bien aseado, listo para estar impoluto frente a cualquier situación.

4.- Trato profesional

Un chofer profesional siempre trata a sus pasajeros con el máximo respeto y cortesía. Te abre y cierra la puerta del coche, carga y descarga el equipaje…

Debe ser considerado y respetar el espacio y privacidad de sus clientes. Hay pasajeros que disfrutan de una conversación amistosa para entretenerse en el viaje o quienes prefieren un agradable silencio para poder hacer gestiones del trabajo o simplemente relajarse durante el trayecto. Un buen conductor privado debe saber detectar lo que necesita cada cliente y adaptarse para ofrecer un servicio personalizado.

Además, también conoce su ciudad como la palma de su mano, así que puede ser de gran ayuda para recomendarte lugares para visitar, comer o ir de compras si lo necesitas.

5.- Atención a los detalles

Los pequeños detalles marcan la diferencia. Un conductor de 10 se preocupa por tu máxima comodidad y vela porque tu experiencia en el trayecto sea exquisita. Encontrarte una botellita de agua en el asiento, que te pregunten a qué temperatura quieres el aire acondicionado o la calefacción, que tipo de música quieres escuchar… Estas cosas pueden ser la guinda del pastel y demostrar si el conductor es realmente un profesional.

En Corpo tenemos claro qué cualidades son las que valoramos en un buen chófer y son las mismas que exigimos a nuestros empleados. Por eso, todos nuestros conductores son profesionales en su trabajo.

¿Todo esto te suena a lujo? Aunque nuestros conductores te traten como a un rey, lo cierto es que nuestros servicios de movilidad corporativa son más asequibles de lo que piensas. Contratar a un conductor privado en tu viaje de trabajo durante todo un día, con trayectos ilimitados en una área de 50 km del centro de la ciudad, cuesta 115€ con la Tarifa Plana de Corpo.